Publicada la revisión 2017 de la red de coordenadas geodésicas en 240000 hectáreas para los proyectos cartográficos y de infraestructuras

Publicada la revision de la red de coordenadas geodésicas de una superficie de 240000 hectáreas para la mejora de los proyectos cartográficos y de infraestructuras

 

En el último mes ha concluido la campaña de 2017 de revisión y actualización de los vértices de la red geodésica de cuarto orden de Valencia, que definen el marco de coordenadas necesario para los trabajos de ingeniería, de nuevas infraestructuras y de cartografía autonómica y municipal. El alcance del territorio ejecutado en estos trabajos ha sido de más de 240.000 hectáreas de parajes distribuidos por las comarcas de la Plana Alta, el Alt Palància, el Alt Millars, la Plana Baixa, el Camp de Túria, els Serrans, la Foia de Bunyol, el Camp de Morvedre, lHorta Nord, Horta Oest, Horta Sud, la Ciutat de València y la Ribera Alta. Los trabajos han sido dirigidos y revisados por el Instituto Cartográfico Valenciano y ejecutados por empresas del sector de la topografía y de la geomática de nuestro país.
 
En esta campaña se ha revisado los emplazamientos de la red, el estado de las señales geodésicas materializadas en el terreno, se han generalizado nuevos croquis de acceso para las fichas descriptivas o reseñas de coordenadas de la red geodésica y la toponimia de las descripciones de los parajes donde se encuentran los vértices. Además se ha llevado a cabo una recopilación fotográfica de las variaciones en los parajes y en el entorno de las señales geodésicas para facilitar su uso y su conservación.
 
De la red de coordenadas de cuarto orden en las zonas revisadas se ha detectado la necesidad de proceder a la reposición y/o re-observación de un 2% de los vértices y de revisar el resto de superficie para poder mantener el marco de referencia básico de coordenadas geodésicas que posibilita una mayor rapidez posterior de ejecución a las tareas de nuevas infraestructuras, de producción cartográfica y de ortofotografias,derivadas de la geodesia. Se estima, después de los últimos diagnósticos del territorio, que más de un 15% de los emplazamientos donde se encuentran las señales geodésicas han sido afectadas durante las últimas décadas por nuevas construcciones, nuevas vías de comunicaciones o por variaciones del terreno y, por lo tanto, se ha producido la consiguiente alteración de la señal o de su acceso, lo cual imposibilita su utilización.
 
La planificación para el año 2018 contemplará aproximadamente la revisión de 400.000 hectáreas del resto del territorio para  garantizar la homogeneidad y la continuidad espacial de la captura de datos geográficos necesarios para el desarrollo, la conservación y la utilización de la cartografía y las infraestructuras de las administraciones públicas.
 
Las fichas o reseñas actualizadas se pueden encontrar en este enlace:
 
 
Enlaces en las redes sociales:  

ESTACIONES